Cuando una persona como tú, que ha trabajado toda la vida para formar su patrimonio, toma la decisión de cambiar su automóvil, es normal que se enfrente a grandes retos para tomar la mejor decisión, como comprarlo en la agencia o al vecino que nos ofreció su carro. Y es que con tantas marcas, modelos y características es muy difícil elegir el vehículo que más nos convenga. Es por eso que miituo, el seguro de auto de pago por kilómetro, quiere ayudarte a escoger con los pros y contras de comprar un auto nuevo o uno usado.

Ventajas y desventajas de comprar un auto nuevo

A veces pareciera que tener un automóvil recién salidito de la agencia es el sueño de muchos, pero antes de gastar tu dinero de esa manera, será mejor que revises esta información:


  • Tendrás una garantía mucho más amplia. Al ser un auto que nunca antes ha tenido otro dueño, la garantía es completa; esto quiere decir que, ante cualquier desperfecto, puedes ir y hacerla válida sin gastar dinero de tu bolsillo (siempre y cuando sigas las recomendaciones del fabricante).
  • Más y mejor tecnología. Los avances tecnológicos son cada vez más rápidos; al comprar un auto nuevo, estarás adquiriendo un vehículo con las mejores tecnologías en materia de rendimiento de combustible y seguridad.
  • Costos altos. Aunque un coche de agencia tienes las ventajas que ya mencionamos, debes tomar en cuenta que el dinero que pagarás por él será mucho mayor que el de un usado; como primer dueño, tendrás que pagar todos los impuestos relacionados con él, además de que el mantenimiento tendrá que ser realizado por quien determine el fabricante (por la garantía), lo que significa que el costo puede no ser muy accesible.
  • Estarás perdiendo dinero. De acuerdo con la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), "comprar un auto no es una inversión", ya que estos bienes se deprecian desde el momento en el que sale de la agencia y es manejado por primera vez; se estima que un auto puede perder hasta el 45% de su valor los primeros tres años.
  • Comprar un auto usado: pros y contras

    Adquirir un auto usado puede ser una gran opción si lo que quieres es cambiar de vehículo; mejora tu decisión con estos datos:


  • Pagas lo justo (incluso, a veces, menos) por él. Al ser un vehículo que ya tuvo otro dueño, ya no tendrás que pagar todos los impuestos que tiene un auto nuevo, ni la depreciación, por lo que el precio que pagarás será considerablemente más bajo, sobre todo si quien te lo vende es tu compadre de toda la vida. Consejo: haz las pruebas necesarias para asegurarte de que el coche funciona a cabalidad, independientemente de dónde o con quién lo compres.
  • Mantenimiento y servicio. Aunque puedes no saber si el vehículo ya sufrió algunos accidentes o reparaciones, el no tener garantía te ayuda a escoger con quién llevar tu vehículo a las revisiones, por lo que podrías conseguir mejores precios.
  • Consigues que tu seguro sea más barato. En la mayoría de los casos, un seguro que ha tenido más de un dueño puede encontrar pólizas de protección más baratas.

  • Y si lo que buscas es ahorrar cada vez más, el seguro de auto de pago por kilómetro de miituo es tu mejor opción, ya que con él solo pagas por los kilómetros que recorres, manteniendo tu coche siempre protegido; esto significa que, si tu auto se queda estacionado en tu garage todo el mes, tú no pagarás ni un solo peso en ese lapso.


    Con esta información, ¿para ti que es mejor?, ¿comprar un auto nuevo o uno usado?