La forma en la que nos trasladamos de un lugar a otro es parte de nuestro estilo de vida y, como nosotros somos mega conscientes de los males que aquejan a nuestra ciudad, buscamos transportes más baratos, eficientes y amables con el medio ambiente. Cada vez somos más quienes usamos los transportes alternativos para llegar a la oficina, a una junta o solo por el gusto de subirnos a ellos; asimismo, es común que veamos por todos lados las bicicletas, scooters y motonetas eléctricas, listos y disponibles para nosotros en cualquier hora del día (lo cual no debería), sin tener que esperar por ellos.


Pero hay algo de lo que pocos hablan y que debería importarnos mucho antes de comenzar a utilizar estos transportes alternativos: la legislación que los regula. Si bien no necesitamos un instructivo para montar una bicicleta y llegar a nuestros destinos, estos medios de transporte, así como nuestros autos o el transporte público, necesitan un lineamiento gubernamental que regule su uso y los espacios donde pueden transitar, así como una legislación que respalde tanto a los usuarios, como al resto de la ciudadanía. Es por eso que en miituo, el seguro de auto de pago por kilómetro, nos pusimos a investigar sobre el tema y te queremos compartir lo que sabemos hasta ahora.

Antes que todo: ¿qué es el transporte alternativo?

Como seguro no has vivido debajo de una piedra en los últimos años, te has dado cuenta de que muchos de tus compañeros de trabajo llegan a la oficina en bicis blancas, rojas o anaranjadas; algunos otros llegan en motonetas eléctricas rentadas, caminando o en scooters. Todos estos forman parte de los denominados transportes alternativos. Y es que actualmente resulta mucho más fácil, rápido y barato bajar una app a tu teléfono celular, registrarte y rentar estos vehículos cada vez que los uses, en lugar de gastar montones de dinero y tiempo usando tu automóvil diario. Además, reducen la cantidad de contaminación en la ciudad; súper fácil, al no haber tantos automóviles andando en las calles, los niveles de dióxido de carbono bajan y nuestros pulmones y ojos son más felices.

¿Por qué necesitan ser regulados los transportes alternativos?

Es un hecho que el uso de los transportes alternativos va al alza. Es tanto así, que aunque su uso nos evita estar atorados horas en el tráfico y nos ayuda a reducir los gases de efecto invernadero de la ciudad, también ha provocado problemas, principalmente en las alcaldías Cuauhtémoc, Miguel Hidalgo y Benito Juárez en CDMX, ya que en cada esquina puedes ver estos vehículos de colores estorbando en el paso de los peatones o incluso en las labores de servicios de emergencia, debido a que muchas veces los usuarios los estacionan cerca de tomas de agua necesarias para los bomberos en caso de algún siniestro, por ejemplo, sin mencionar los accidentes fatales que se han reportado en últimas fechas.

¿Qué está haciendo el gobierno respecto a transportes alternativos?

Las autoridades actuales de la Ciudad de México, a cargo de Claudia Sheinbaum, se han propuesto marcar una serie de lineamientos que regulen la operación de los sistemas de bicicletas sin anclaje y patines del diablo eléctricos. Según lo expuesto en el Plan Estratégico de Movilidad 2019, documento publicado por la Secretaría de Movilidad de la Ciudad de México (Semovi), el gobierno local pretende lograr este objetivo a través del "Estudio, modificación y publicación de ‘Lineamientos para la planeación, implementación y operación de transporte público individual en bicicleta sin anclaje para la Ciudad de México’ elaborados por la Administración 2012-2018".


Además, la Semovi anunció que dará permisos de 45 días a las empresas que ofrecen estos servicios de transporte para que puedan determinar en dónde hay más de estas bicicletas o scooters eléctricos. Las autoridades capitalinas anunciaron que estos medios de transporte también estarán obligados a contar con un seguro médico para los usuarios de estos vehículos.


Pero eso no es todo. Como la seguridad de los usuarios de transportes alternativos y peatones es uno de los asuntos más relevantes, las autoridades capitalinas también tienen planeado hacer cambios en 32 intersecciones de la ciudad, 40 kilómetros de ciclovías y habilitar 15 pasos peatonales de 24 horas. Con esto buscan que las personas que usan estos transportes o se mueven a pie dejen de ser vulnerables a accidentes viales por no tener la infraestructura necesaria para trasladarse.


Como ves, aunque aún hay mucho por hacer para regular estos medios de transporte, las cartas ya están puestas sobre la mesa y solo nos queda esperar los resultados. Mientras tanto, podemos seguir siendo personas responsables y empáticas con los demás para evitar accidentes. Y si aún no estás seguro de dejar de usar tu auto diario y comenzar a usar el transporte alternativo, aquí te damos la razón definitiva para hacerlo: puedes ahorrar muchísimo en el pago del seguro contratando con miituo, el seguro de auto de pago por kilómetro en el que pagas solamente por las distancias que recorras, ni un peso más.


Y tú, ¿estás de acuerdo en la regulación de estos transportes?