Todas sabemos lo que tener hijos significa: amarlos y protegerlos por sobre todas las cosas. Somos capaces de cualquier cosa con tal de que ellos estén bien en todos los aspectos de su vida, poniendo incluso nuestra propia seguridad en riesgo. Para eso tomamos las precauciones necesarias en la casa y la escuela y no dejamos ningún cabo suelto con tal de garantizar su protección.

Otro de los lugares donde tus hijos pasan una gran cantidad de tiempo es en el automóvil, y es justo aquí donde debemos tener mayor cuidado con su seguridad. Y es que, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), las lesiones por accidentes vehiculares son la primera causa de muerte en menores de entre 5 y 15 años. Es por eso que miituo, el seguro de auto de pago por kilómetro, trae para ti esta serie de recomendaciones que te ayudarán a mantener sanos y salvos a tus pequeños cada vez que te acompañan en algún recorrido.

Usa sillas infantiles en tu auto

Lamentablemente no existe una norma nacional que nos exija el uso de sillas infantiles o para bebés en nuestros automóviles al momento de transportar niños, sin embargo, algunos estados cuentan con su propia legislación sobre el tema. Por ejemplo, en la Ciudad de México la recomendación de las autoridades especifica que es necesario el uso de estos instrumentos en menores de hasta 12 años de edad; para menores de dos años, la silla debe ir siempre mirando hacia atrás. Dato interesante para que vayas ya por la tuya: estos dispositivos han reducido hasta un 80% de las defunciones en accidentes, según datos de la Organización Mundial de la Salud.

Abrocha siempre el cinturón de seguridad

La Secretaría de Salud explica que no usar el cinturón de seguridad incrementa hasta cinco veces el riesgo de sufrir lesiones, por lo que, además del sistema de retención infantil (la sillita infantil) que tengas adaptado en tu vehículo, es necesario que abroches el cinturón incorporado en tu auto.

Y seguro te estás preguntando por qué usar la silla para niños si basta con el cinturón de seguridad, ¿cierto? Bueno, este dispositivo está diseñado para sujetar a una persona por la cadera y el tórax; los niños, por tener una complexión y estatura más pequeñas, no son aptos para usar esta herramienta sin un aditamento. Al momento de usarlo, regularmente este le queda en el cuello y el abdomen y, si sucede algún accidente, tu pequeño corre el riesgo de sufrir daños en los órganos internos que podrían provocarle la muerte.

Jamás lleves a los niños en asientos delanteros

Una de las principales recomendaciones que te hacemos es que jamás permitas que los niños viajen en los asientos delanteros del auto. Si quieres mantener su seguridad, será mejor que adaptes el asiento para niños en la parte de atrás. De esta manera minimizas el riesgo de que los menores puedan salir expulsados del auto o que se ahoguen con las bolsas de aire en caso de algún siniestro.

Cierra muy bien las puertas del vehículo

Una vez que te hayas asegurado de que tus hijos estén protegidos al interior de tu carro, asegúrate de cerrar bien las puertas y de poner el seguro para niños. Con esto impedirás que sean ellos quienes abran las puertas y reducirás al máximo la posibilidad de algún accidente ocasionado por tener las puertas abiertas; incluso evitas que algún desconocido quiera ingresar a tu auto por la parte de atrás.

Contrata un seguro de auto

Porque sabemos que muchas veces prevenir los accidentes viales no está en nuestras manos, contratar un seguro es imprescindible. Y si usas poco tu coche, el seguro de auto de pago por kilómetro de miituo es tu mejor opción, ya que te cubre con hasta 200 mil pesos para gastos médicos de los ocupantes y te ofrece servicios legales y de asistencia ante cualquier incidente vial.

¿Consideras que estos consejos incrementarán la seguridad de tus hijos en el automóvil?