¿Te acuerdas cuando creías que la vida de adulto iba a ser increíble y serías el rey del mundo? Éramos tan ingenuos al pensar que trabajar era mucho mejor que copiar en tu cuaderno la biografía de nuestro presidente número 20... Para nada se nos venía a la cabeza el pensar en el mar de gastos que tendríamos: renta, comida, ropa, colegiaturas, gasolina, el seguro de auto y todo lo que se te ocurra.

¿Y qué tal la cuesta de enero y febrero? Esa época del año en la que parece que nuestro salario jamás existió y donde deseamos que el dinero nos llueva luego de haber gastado de lo lindo en las festividades decembrinas. Quédate tranquilo, siguiendo nuestros consejos podrás sobrellevar esta colina, así como ahorrar al adquirir tu seguro de auto de pago por kilómetro con miituo.

Dile "adiós" a la temporada de rebajas de principios de año

Quizás en este momento creas que necesitas ese pantalón que tiene el 50 por ciento de descuento para verte increíble, o aquel par de tenis que cuestan 300 pesos menos y con los que podrás cumplir tus propósitos de año nuevo. Pero lamento informarte que tendrás que olvidarte de esos artículos, al menos por ahora.

Procura usar solo el dinero que realmente tienes

No todo está perdido. Afortunadamente tienes un trabajo que te da un salario seguro cada quince días y eso te va a ayudar. Corre a revisar tu cuenta bancaria, tu alcancía de cochinito y también debajo del colchón; ese dinero que ya esté en tus manos te salvará al momento de sobrevivir con los gastos y con las deudas, si es que las tienes. Y justamente para cubrir estas últimas, la Condusef recomienda destinar hasta el 30 por ciento del dinero que ya tienes (olvídate de los créditos) en saldar cuentas y compromisos económicos previamente adquiridos. Y esto: ¿sabías que febrero es el mejor mes para las casas de empeño? Pues ahora que eres consciente de esto, evita a toda costa vender o empeñar todo lo que tienes para salir de la cuesta de enero; de otra manera, solo estás alargando tu sufrimiento.

Evita gastar de más en el día a día

Casual que como todo un oficinista empoderado estás acostumbrado a desayunar un sándwich de la cafetería de la esquina, comer en la fondita de enfrente, gastar en una salidita con tus amigos el viernes en la noche y salir al cine el sábado o domingo. Claro, todos nos merecemos un gustito de vez en cuando, pero si esa descripción coincide contigo, te urge "apretarte el cinturón". Para sobrevivir a la cuesta de enero, vas a tener que demostrar tus habilidades culinarias al llevar tu tóper con las recetas que te enseñó tu mamá a la oficina y olvidarte de esas salidas de cada fin de semana. Invierte solo lo necesario en comida y transportes.

Concéntrate en manejar tus ingresos de forma inteligente

Y ya que hablamos de gastar solamente lo indispensable, ¿por qué no llevarlo como un estilo de vida? Piénsalo: gastar solo en lo que necesitas te sacará de ese 80 por ciento de mexicanos que no tienen el dinero suficiente para lidiar con la cuesta de enero y febrero. Además de preparar tu comida, te recomendamos dejar de usar tu coche diariamente; con esto, además de ayudar al medio ambiente, reducirás gastos como el de la gasolina e incluso el del seguro. ¿Cómo es esto posible? miituo te ofrece una maravillosa idea: un seguro de auto de pago por kilómetro en donde pagas solamente por las distancias que recorres. Esto significa que, si un mes no usas tu automóvil para nada, ese mes no pagas ni un peso, pero tienes la seguridad de que tu auto está siempre cubierto ante cualquier situación.

¿Qué esperas para dejar de gastar millonadas en tu carro y convertirte en una persona que tiene finanzas personales saludables? ¡Deja que miituo, seguro de auto de pago por kilómetro, te facilite la vida!

Y tú, ¿qué ideas de ahorro puedes compartirnos?