Encendido sin llaveFlyer, el vehículo volador eléctrico que vale la pena conocer

Un vehículo que aporte la posibilidad de volar parecía un sueño hasta hace muy poco tiempo; la fantasía de una “nave” con la cual llegar a una ciudad sin tener que soportar las carreteras colmadas de un sinfín de coches, siempre fue un tópico protagonista de múltiples películas o caricaturas futuristas – los Supersónicos o Volver al Futuro, por mencionar algunas –.

Pero esa idea, que se concebía lejana, ya es una realidad. Prueba de ello es el Flyer, un avión personal, recreativo, liviano y eléctrico que ha realizado sus primeras pruebas en Las Vegas, en Estado Unidos, desatando comentarios positivos en la mayoría de las personas que gozaron de la esperada y sorprendente exhibición.

Éste funciona de manera muy similar a un dron, pues está impulsado por diez motores eléctricos – cada uno con su hélice –, mismos que cuentan con tecnología de estabilización de manera automática que sirve para evitar un vuelco y generar un vuelo más suave.

Su diseño, con casi cuatro metros de ancho y con pontones en la parte inferior, hace que esté pensado para volar únicamente sobre el agua. De acuerdo con sus creadores, sólo se necesita de una hora para aprender a pilotearlo, pues en la cabina, solo se encuentra un joystick que controla la dirección, así como un dispositivo deslizante para la velocidad. Una nave intuitiva y simple.

Su peso, es de apenas 113 kilogramos, es alimentado por una batería de polímero de litio con 20 minutos de autonomía y tiene la capacidad de volar a una velocidad de 30 kilómetros por hora en una altitud de entre 1 y 3 metros, esto, por seguridad, según su creadora, la startup' Kitty Hawk, que cuenta con el apoyo financiero de Larry Page, co fundador de Google.

Estos vehículos ya son una realidad, ahora, el reto está en que, además de elevarse, sean utilizados para mejorar la calidad de vida de los que habitamos este planeta, quizá con una combustión que contribuya a mejorar el medio ambiente o reduzca el tiempo entre las distancias largas, pero para ello, habrá que esperar un tiempo …

Compartir Post en: