Contrata un seguro para auto y protégete ante incidentes

La vida se juega al volante, es por eso que contar con un seguro para auto siempre es la mejor opción para estar protegidos todo momento.

Cada año los conductores de automóviles son proclives a siniestros viales que pueden llevarlos al deceso, pese a que las formas de evitarlo son muy sencillas, alrededor de 3,400 personas fallecen al día –es decir 1.24 millones al año– a consecuencia de un accidente automovilístico, según listados oficiales de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Conducir atentos al teléfono celular, sin protección de seguridad, bajo el influjo del alcohol o a exceso de velocidad, son solo algunas de las causas principales por las que se puede ocasionar un siniestro al volante, los cuales se presentan a lo largo de todo el año y en todo el país.

En México, tan solo en 2015 se tienen registrados 30.5 accidentes automovilísticos diarios, 31.8 en 2016 y para el año pasado 32.6 casos, según datos estadísticos del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP).

Un automóvil no permite al conductor reaccionar naturalmente a tiempo cuando se presenta un incidente, por lo que los eventos posteriores a éste, pueden someterse a la fortuna con que se pueda librar el suceso o –en la mayoría de los casos– derivar en la pérdida parcial o total del vehículo, agraviados físicamente en un hospital.

Atestiguado puntualmente, quedan en la memoria colectiva el incidente en 2013 del afamado actor de la saga The Fast and the Furious, Paul Walker, quien falleciera en un accidente al estrellarse en un auto deportivo que manejaba a exceso de velocidad; o tan solo, en la Ciudad de México, un grupo de jóvenes que, tras una noche de fiesta y un vehículo conducido por una persona bajo los efectos del alcohol, provocó lamentables decesos.

Son variadas las recomendaciones para evitar ser víctimas de un percance vial, algunas de ellas son emitidas constantemente por la Secretaria de Salud: asistir únicamente al volante, utilizar el cinturón de seguridad, considerar los límites de velocidad, hacer caso a los señalamientos viales, revisar condiciones óptimas del vehículo y, sobre todo, el contar con un seguro para auto que nos proteja en todo momento.

Compartir Post en: