Seguro de auto obligatorio: qué es y cuál es el mejor

Desde hace ya unos años, el seguro de auto obligatorio es una realidad en varias ciudades de México. Esto quiere decir que, al conducir por calles, avenidas y carreteras, por ley debes tener una póliza que garantice que tu coche está asegurado.

A raíz del bajo porcentaje de autos asegurados en el país y al impacto económico que representan los accidentes para los involucrados, desde finales del 2014 es obligatorio contar con un seguro. Por lo cual, se creó el Seguro Obligatorio de Responsabilidad Civil.

Esto es, todos los coches modelo 2011 en adelante y con un valor mayor a $186,732 pueden circular libremente, evitando posibles multas, siempre y cuando, cuenten con el seguro, mismo que cubre daños al vehículo en sí, a quienes viajan en él y a terceros.

Según la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), esta medida se tomó debido a que sólo 70% del parque vehicular está asegurado. Y de acuerdo a la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros, antes del seguro de auto obligatorio como solución al problema, los conductores tenían que desembolsar $24,600 para reparar los daños causados por accidentes viales.

La situación se volvía grave cuando quien estuvo detrás del percance no contaba con esa cantidad y, además del trago amargo que representa la situación en sí, tenía que conseguir la manera de pagar los daños ocasionados.

El riesgo de circular por la ciudad es grande y, además de quedar desprotegidos en caso de un percance, la ley puede castigarte con una multa que puede llegar a los $3,534 en caso de no contar con una póliza vigente que atestigüe que cuentas con el seguro de auto obligatorio.

Tú eliges cómo protegerte

Teniendo este contexto detrás, al momento de adquirir un auto, las agencias suelen recomendarte la aseguradora con la que están acostumbrados a trabajar. Tómalo tal cual, como una recomendación y cotiza por tu cuenta el seguro que más te convenga.

Hoy en día existen opciones de las que te puedes valer para contar con este requisito legal, proteger tu camino y ¿por qué no? pagar lo justo.

Más allá de cumplir con la ley, asegurar tu auto te dará un soporte que ayudará a minimizar el impacto de un accidente en tu cartera.

Piénsalo como un apoyo que te permitirá manejar tranquilo. Si crees que el costo de éstos es alto, te invitamos a conocer miituo, el primer seguro en el que pagas sólo lo que conduces.

A diferencia de un seguro de auto obligatorio tradicional, en miituo no pagas lo mismo cada mes, ya que el cobro depende de los kilómetros que recorras. Por ejemplo, si manejas poco en 30 días, tu pago será bajo y si no usas tu coche, literalmente estarías ahorrándote al 100% el seguro en ese mes.

Adquiere todos los beneficios de manejar protegido y asegura tu camino pagando lo justo. Cotiza hoy mismo y adéntrate en el mundo del consumo equitativo.

Compartir Post en: